“Para disfrutar la Psicodelia sólo hace falta relajarse y escuchar”

Fernando, Fabio, Borja y Pibli luciendo prendas chulas de Cleo para esta temporada

Texto: Amanda Padilha/ Arantxa Fernández

Foto: Amanda Padilha

Hace cuatro años en A Coruña, Fabio Mahía, Borja Fernández y Adrián Seijas deciden forman una banda y llamarla Fogbound. Ese mismo 2013 ganan la Batalla de las Bandas del Euroyeyé, tocan en el Purple Weekend, incorporan a Fernando Vilaboy con su Hammond y sacan su primer sencillo de la mano de Sunny Day Records. Su hipnótico Whispering Corridors y el no menos potente Come and See de la cara B avisaron entonces de que algo muy bueno estaba pasando en el panorama musical gallego. En 2014 el asturiano Pablo González (“Pibli” para todo el mundo), toma los mandos de la batería. Al igual que pasó con su ópera prima el éxito de sus siguientes singles, editados ya por The John Colby Sect, fue rotundo y no tardó en traspasar las fronteras españolas. Han compartido cartel con The Pretty Things, Bronco Bullfrog, Silver Apples o Thee Oh Sees. Y todo ello haciendo Psicodelia. O mejor: Freakbeat, como a ellos les gusta puntualizar. Tienen un sonido puro y propio, hacen algo que ya existía pero jamás caen en la comodidad de la copia. Cada tema tiene su vida pero cuando se junta con los demás la conexión entre ellos alcanza una coherencia absoluta. Llevan años demostrándolo en directo y se reafirma en su primer LP, que presentaron en Madrid el pasado 6 de abril en un concierto que no decepcionó a los incondicionales y se ganó a aquéllos que nunca les habían escuchado. A base de música y estética ( tanto en su indumentaria como en el ambiente que crean, por ejemplo, con proyecciones de aceites) el cuarteto logra un show que algunos equiparan al 14-Hour Technicolour Dream  (evento artístico-musical celebrado en Londres en 1967 con la presencia entre otros de Pink Floyd, John’s Children y Soft Machine). Si no los conoces, ya estás tardando. Puedes empezar por aquí.

¿Le contamos un poco a la gente que no os conoce qué hace Fogbound?

Pibli- Por ahí nos meten en el saco psicodélico, pero a día de hoy ése es un género demasiado amplio…

Fernando– El otro día lo hablábamos Fabio y yo cuando escuchamos en Radio3 a un fulano que decía que hacía “Psicodelia” y sonaba flamenco… Nos gusta “Freakbeat”, que es un subgénero de la Psicodelia.

Fabio– Y si alguien se pregunta qué es el Freakbeat, como nosotros lo entendemos: Es un género en el que confluye el Rock y el Pop de finales de los 60 con querencia psicodélica, acompañado de una base rítmica muy marcada.

Borja– Y por encima de todo somos cuatro amigos que tienen la suerte de compartir gustos musicales, que siendo en principio bastante diferentes, confluyen en nuestra pasión por ciertos sonidos de una época que adoramos.

Ese gusto por distintos estilos se hace patente en las bandas de las que venís cada uno. Hagamos un poco de memoria…

Fernando- Mi primer grupo a finales de los 90 fue la Elephant Band, más o menos en el mismo estilo que Fogbound, un poco más “popero” quizá. Mega Purple Sex Toy Kit fue el siguiente, con más influencia americana y un poco más cañero, pero siempre influenciado en la música de finales de los sesenta – este año “MPSTK” sacará un Lp con canciones grabadas hace 10 años por una cara y en la actualidad por la otra). One of These Days & Thee Heavy Random Tone Colour Lab fue otra de mis bandas, de progresivo y con un Lp editado. Antes de entrar en “Fogbound” incluso lo intenté con el Pop ultracomercial, pero me salía urticaria y era la persona más triste del mundo… Y actualmente también toco en MØURΔ, que es un rollo más progresivo, con sintetizadores, pero básicamente el Hammond ruge igual, las dos bandas están dentro de la gran bolsa de la Psicodelia.

Pibli– Yo vengo de bandas sesenteras como La Ruta, Los Buges o ya mas posteriormente Dr Explosión y The Cynics. Digamos que la Psicodelia es un estilo que siempre ha estado en mi menú de gustos, pero hacía falta un grupo con buenas canciones, como Fogbound, para ir al lío.

Borja- Llevo bastantes años tocando en diferentes grupos sin demasiada transcendencia pero que me han enseñado mucho. He tocado en bandas de Punk, Pop y Powerpop, pero gracias a Fogbound me he graduado en psicodelia.

Fabio– La verdad es que en mi caso Fogbound es el primer proyecto “serio”. En cuanto a gustos, mi camino fue un poco a la inversa: siempre fui un beatlemaníaco, pero nunca rebusque más allá de los Who, los Kinks y los Small Faces hasta que con 18 ó 19 años me fui metiendo más en el mundillo. La música va por etapas y yo personalmente no me cierro en banda a casi ningún estilo musical. Recuerdo que antes de adentrarme en la escena 60’s estaba absorto por el Shoegaze, el Noise, el Post-punk y en general por todas las bandas ruidosas con corazón pop de los 80 en adelante.

Cómo creéis que influye esa diversidad a nivel individual en vuestro sonido?

Borja – Quien hace las canciones es Fabio, nosotros damos nuestro toque a nivel de arreglos… Yo no sabría definir mi estilo al tocar, simplemente hago lo que me sale. Supongo que todo influye: las bandas en las que he tocado, los conciertos a los que has ido, los discos que has escuchado…De todo se aprende, va sumando y al final queda lo que queda.

Pibli – Cómo toca cada uno o cómo aprendió a tocar hace que una canción suene de determinada manera y no de otra… Aunque creo que es aún más importante saber qué no tienes que tocar según en qué grupo estés.

Fabio fue el último en atreverse con una nueva propuesta: FAB. ¿Puntos en común y diferenciadores con respecto a Fogbound?

Los dos proyectos parten de mis canciones, con la principal diferencia del idioma. Las letras en FAB hasta el momento son en castellano, pero tampoco es determinante. Surgió para dar rienda suelta mi lado más pop ya no sólo a nivel musical, las letras también ayudan a que sea más personal y a crear un universo propio más allá de ataduras estilísticas.

 


Antes de este LP, sacasteis tres singles y un split con Mega Purple Sex Toy Kit. El resultado de prácticamente todo lo publicado fue un “sold out” ¿Cómo os hace sentir esta acogida dentro y fuera de las fronteras españolas?

Fabio – Nos sentimos bien, pero también hay que tener en cuenta que son ediciones limitadas para un público que, en principio, es muy específico. Por no hablar de los que se compran más de una copia para luego revender…

¿Os molesta el tema de la especulación?

Fernando – No nos molesta pero, como músicos, preferimos saber que diez singles han ido a parar a diez personas distintas, no para una sola…

Acabáis de definir vuestro público como “muy específico”. De cara al gran público  la Psicodelia  – y dentro de ella el Freakbeat- suele percibirse como un género mucho más complejo o minoritario que otros dentro de la escena actual underground ( Garage, Soul…) ¿Creéis entonces que es necesario un oído más “educado” para disfrutarla?

Borja– Todo depende de la apertura de mente de la persona que lo escuche. Yo no lo consideraría complejo, pero entiendo que a alguien que venga de sonidos totalmente diferentes le pueda costar. Asimismo el gran abanico de sonidos que abarca la Psicodelia hace que sea un estilo que puede disfrutar cualquier persona, repito , que esté dispuesta a abrir su mente y dejarse llevar.

Fabio– Lo realmente mágico del género es que cada persona tiene una visión diferente del mismo y te permite actuar con más libertad de movimientos. Se puede dar el toque “psych” en la letra, en la producción del disco o en la puesta en escena del grupo. Yo entiendo la Psicodelia como un complemento del Rock o el Pop. Tú escuchas “See Emily Play” de Pink Floyd y es una perfecta melodía pop vestida de psicodelia, gracias al trabajo de producción en el estudio. Para disfrutarla no hace falta ninguna predisposición, sólo relajarse y escuchar.

Pibli– No creo que sea necesaria una “educación”. Yo lo veo como un proceso natural. Con los años vas añadiendo cosas a tu maleta: Psicodelia, Progresivo, Folk, Jazz… Es ley de vida.

Es posible vivir de la música – o lo que es lo mismo, tener una cobertura suficiente para llegar a un público que os permita vivir de ella- sin renunciar a hacer lo que realmente queréis hacer?

Borja– Es posible, pero poco probable haciendo lo que hacemos… Lo importante es que esa idea no domine tu cabeza y no olvidarte de disfrutar con lo que haces.

Fabio– Todo depende de la gente que mueve los hilos. No vale con ser bueno. Ahora mismo la melodía y la calidad compositiva están relegadas a un segundo plano  y lo que más importancia tiene es una buena promo que respalde tu proyecto musical. La visión puede parecer apocalíptica, pero es la pura realidad.

Fernando– Esto es como todo, por ejemplo el fútbol (cosa que odio): Hay gente que gana mucho, otros  viven de ello y otros necesitan otro trabajo que les dé de comer… Todo depende de la liga en la que juegues. Tristemente, en nuestro estilo hay mucha gente con muchísimo talento o una técnica insuperable que se quedan en el camino…

Pibli– Yo llevo años viviendo o, mejor dicho, “malviviendo bien” de tocar música que me gusta pero es prácticamente imposible hacerlo con un solo grupo y menos en éste, nuestro país…

 La influencia de la música 60’s en vuestro sonido es evidente y lo es también en vuestra estética. Hay otras bandas actuales que también tocan Psicodelia pero no tienen un look tan marcado y auténtico como el vuestro. ¿Consideráis esto un refuerzo a vuestra música?

Fabio – Claro, es coherente con lo que tocamos. Y ya no sólo en cuanto a la forma de vestir. Por ejemplo las proyecciones que Inés hace en algunos de nuestros conciertos son estética también…

Fernando – Es algo muy presente también en nuestras vidas, no nos disfrazamos para tocar. Al fin y al cabo lo que tocamos y cómo nos vestimos es un reflejo de nuestras influencias. Y un concierto es un espectáculo, una representación artística.

Pibli – Igual que nos preocupamos por los instrumentos y amplificadores para lograr el sonido que buscamos, estéticamente hay que estar al mismo nivel.

Tres prendas que siempre tenéis a mano.

Borja– Camisetas de rayas, camisas de puntos y pantalones pitillo.

Fabio– Camisas de cuellos interminables,  chelsea boots y una buena chaqueta.

Fernando– Me flipan las corbatas, las campanas y las camisas con chorreras.

Pibli– Cinturón con hebillona, botines o jam shoes y camisina con cuellacos.

Tres bandas/artistas sin las que no podrías vivir ( Aquí todos se quejan de tener que elegir sólo tres pero son buenos y al final acceden).

Borja– Love, The Byrds, Donovan.

Fabio– Beatles, Pink Floyd y My Bloody Valentine.

Fernando– Kinks, Pink Floyd y Soft Machine.

Pibli– The Jimi Hendrix Experience, Fairport Convention, The Kinks.

Vuestro concierto de presentación del LP en Madrid fue un verdadero éxito de asistencia… Os lo esperabais?

Borja – Fue realmente una sorpresa porque en otras ocasiones, como el Mushroom Machine, la alta asistencia era compartida con otra banda o con una fiesta que incluía nuestro concierto… También es verdad que en esta ocasión nuestro sello The John Colby Sect se curró mucho la promoción: Tocamos en Radio 3, hicimos un montón de entrevistas… Todo esto tuvo una respuesta muy positiva.

Fernando – Fue cansado pero mereció la pena. Más de una persona nos dijo que decidió ir a vernos después de escuchar nuestra sesión acústica en la radio.

Y ahora que estáis en plena racha y vuestro público sigue aumentando… Cuáles son vuestros planes de futuro?

Borja – Sacar la segunda edición del LP y la grabación de un nuevo videoclip.

Pibli y Fernando – Seguir tocando lo más que podamos por ahí.

Si quieres ver a Fogbound en directo:

21 de Julio – Felipop ( A Coruña)
22 de Julio – Alicante
4 de Agosto – Euroyeyé (Xixón)

Y si además quieres hacerte con su LP:

Fogbound – Fogbound Deep Purple LP

 

 

Deja un comentario

Loading...